¿En qué consiste el proceso de envejecimiento?

Se trata de una serie de cambios bioquímicos y psicológicos, es decir, mente y cuerpo se vuelven menos aptos para responder a los estímulos, se va perdiendo la capacidad de adaptación, el cuerpo va perdiendo habilidad para mantener en equilibrio los procesos internos.




           Existen dos tipos de envejecimiento:

Fisiológico.- es el deterioro inevitable del cuerpo al paso del tiempo.
Patológico.- es la aceleración del envejecimiento debido a enfermedades o el propio ambiente, y controlando estos factores es posible frenar su acción.

Los cambios bioquímicos y psicológicos son muy variados, enumeraremos solo algunos.

       Corporales:

Disminución de la estatura 1cm. por década a partir de los 50 años.
Pérdida de agua corporal
Los órganos internos reducen su tamaño
Disminuya la masa ósea y aumenta la masa corporal

         Mentales:

La capacidad de aprendizaje se ve mermada
Pérdida de la memoria reciente
Es más probable padecer paranoia o hipocondría, depresiones o manías.

En resumen la vejez nos vuelve inflexibles a los cambios externos, más vulnerables a las situaciones hostiles, por eso nos da miedo envejecer; pero se trata de una etapa de cambio como todas las anteriores en nuestro cuerpo, es cuestión de estar preparados y saberla vivir a plenitud.